Crítica: Ocho Apellidos Catalanes

Tenemos la segunda parte del más grande éxito comercial del cine español que pasa por un buen momento: “Ocho Apellidos Vascos“. Ahora nos trae una menos ambiciosa producción de la mano del director Emilio Martínez-Lázaro, que coge los absurdos desencuentros, ingeniosos enredos de la anterior película, para entregarnos esta nueva versión.

ver ocho apellidos catalanesPero no todo l0 que es ingenioso en su momento, puede volverse a repetir del mismo modo, pues terminamos haciendo aburrir al público. La película es justamente carece de originalidad, sin ninguna pizca frescura o de la simpatía de la película original. Todo parece forzado, mentiroso hasta el hartazgo y carente de buenas ideas.

Si la anterior versión trabajaba su historia desde la modestia y a pesar de sus limitaciones abarcaba todos los ámbitos de la psicología humana en una comedia estructurada e ingeniosa. Pues esta carece de todo fundamento histrionico,  rayando en el ridículo para caer en la orfandad de sus actores. No estamos seguros que es lo que intentaba hacer su director.

Esta segunda parte es una mera falta de respeto hacia el espectador que durante 90 minutos tiene que soportar una película aburrida, sin ritmo alguno, saliendo del paso, sin ganas, mala fotografía, y de una interpretación bastante discutible, que podríamos disculpar si los aficionados al cine abandonan la platea pidiendo se les regrese su entrada.

Si Ocho Apellidos vascos, fue considerada la mejor película española, no tenemos duda que Ocho Apellidos Catalanes terminará siendo el peor bodrio del cine contemporáneo.

Sobre los actores podemos destacar la falta creatividad para la comedia de Berto Romero, incapaz de resultar creíble y mucho menos gracioso. Karra Elejalde, empujando para adelante sin mucho éxito hasta la extenuación.

En resumen: Mi consejo personal es esperar a que algún canal de TV compre la película para poder verla. Pues no cubre las expectativas para comprar una entrada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*